¿Cómo podemos ayudara nuestra piel cuando llegan temporales de frío?

¿Qué efecto tiene el frío en nuestra piel?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el frío causa vasoconstricción en los capilares de la piel, lo que causa que no lleguen suficiente oxígeno ni nutrientes a las células de la epidermis, dejando la piel con un aspecto apagado. Pero, además, también se retrasa el ciclo de la renovación celular y se acumulan las células muertas, causando una sensación de tirantez y falta de confort debido a que esta capa de células muertas impide que la secreción sebácea natural de la piel llegue a la superficie para lubricar y nutrir la epidermis, dejando la piel seca y sensible.

Este fenómeno se debe a que cuando el cuerpo se expone a temperaturas muy bajas pierde más calor del que es capaz de generar.

La piel guarda memoria de todas las agresiones que sufre y estas agresiones invernales se suman a las solares, propias del verano. Tenemos muy buena conciencia de debemos protegernos en verano y, sin embargo, en invierno tomamos menos precauciones.

 

¿Qué precauciones pueden tomarse?

  • Emplear protector solar adecuado al fototipo de piel, aplicarlo en abundante cantidad y repetidamente.
  • Usar gafas de sol con adecuados filtros para radiación ultravioleta.
  • Ropa de protección adecuada para manos, escote y cuello.
  • Aplicar una protección específica para labios, ya que son muy propensos a sufrir desecaciones extremas ( pellejitos,heridas,herpes…)
  • Usar varias capas de ropa suelta. Las capas proporcionan mejor aislamiento. Las capas también se pueden quitar si usted se calienta demasiado.
  • Las ropas apretadas reducen la circulación de la sangre. La sangre caliente necesita ser circulada a las extremidades.
  • Las botas deben ser impermeables y aislantes.
  • Al usar un sombrero, puedes mantener la temperatura del cuerpo caliente. Esto reduce que la temperature del cuerpo se escape por la cabeza.
  • Estar seguro de proteger los oídos, cara, manos y los pies en tiempo extremadamente frío.
  • Moverse a sitios calientes periodicamente. Limitar la cantidad de tiempo afuera en días extremadamente fríos.
  • Cargar un equipo para el tiempo frío, como son medias extras, guantes, sombreros, chaquetas…

 

¿Os gusta la nueva sección de los Martes? 

Nos vemos mañana, con novedades 🙂

Mac*