De una merienda en un Vips al altar. Buenas tardes familia. ¡Por fin! El blog ha vuelto. No sé las veces que me lo habéis pedido, y…